Portal arrow Cursos
Descripción de Cursos PDF Imprimir E-mail

Descripción Cursos | Programa Tiempo Completo | Programa Tiempo Parcial | Lista Cursos

Para obtener el grado de Doctor en Jurisprudencia (Juris Doctor), el o la estudiante debe haber aprobado un mínimo de 100 créditos, de los cuales 80 son requisitos y 20 electivos.

El Programa de Estudios está diseñado con el propósito de proveerle a los y las estudiantes una formación humano-profesional integral. Nuestro programa no se reduce a un conjunto de cursos o contenido informativo. Es, por encima de todo, un conjunto de experiencias y vivencias académicas. Mediante el mismo nos proponemos desarrollar en el y la estudiante las competencias, conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para desempeñarse como un o una profesional pensante y crítico, con un alto sentido de su responsabilidad social y ética.

Por tal razón, la Facultad de Derecho Eugenio María de Hostos organiza su programa de estudios en torno al conjunto de competencias humano-profesionales que caracterizan, de modo concreto, la formación integral que aspiramos promover en nuestros y nuestras estudiantes. El desarrollo gradual y acumulativo de estas competencias en los y las estudiantes constituye el núcleo organizador e integrador del currículo de nuestra institución.

Las competencias humano-profesionales principales a las que nos referimos son las siguientes:

La práctica jurídica orientada éticamente
La conciencia y la responsabilidad social
La ingeniería social y la participación en procesos de promoción de política pública a través del Derecho
La solución de problemas y toma de decisiones sistemáticas
El análisis y el razonamiento jurídico válido y crítico
La investigación jurídica y factual, eficiente y efectiva
La interacción social y la comunicación efectiva
El asesoramiento y la facilitación social
El uso efectivo de los diversos procesos y procedimientos de prevención y solución de conflictos
La organización y gerencia efectiva del trabajo jurídico
El autodesarrollo profesional


El programa académico de competencias humano-profesionales requiere de la utilización de los diversos recursos, métodos y técnicas de la ciencia pedagógica contemporánea que se han desarrollado para fomentar el aprendizaje. Estos recursos, métodos y técnicas privilegian la participación activa y las iniciativas de los o las estudiantes dentro y fuera del salón de clases. Dentro de nuestra visión, los y las estudiantes no se conciben como meros receptáculos para almacenar información como ha sido la tendencia en los estudios universitarios y profesionales tradicionales. En nuestro programa académico los y las estudiantes, junto con el personal docente, son protagonistas activos del proceso enseñanza-aprendizaje y cogeneradores de conocimiento pues, como dijo Eugenio María de Hostos, “se aprende haciendo”. Por lo tanto, como requisito de nuestro programa académico, los y las estudiantes deben estar preparados para una participación muy activa en el proceso de enseñanza-aprendizaje y de generación de conocimiento dentro y fuera del salón de clases. Al iniciarse cada semestre, se les hará entrega a los y las estudiantes de los respectivos prontuarios. Estos sirven de guía a nuestro proceso de desarrollo progresivo de las competencias humano-profesionales y ofrecen una definición del marco conceptual que debe haber aprendido el o la estudiante de nuestra institución. Al igual que el documento de las competencias, éste sirve para controlar la calidad del proceso de enseñanza aprendizaje. Además, refleja unas ideas y concepciones diferentes a las generalmente aceptadas sobre la naturaleza de la construcción del Derecho y de los procesos prescriptivos en la sociedad contemporánea, partiendo del reconocimiento de los nuevos escenarios sociales en que se prescriben normas relevantes y los participantes más importantes que intervienen en éstos.

Nuestro Programa de Estudios pone énfasis en la importancia del uso y aplicaciones de las nuevas tecnologías al trabajo jurídico. La Facultad de Derecho está desarrollando un plan integral para incorporar las nuevas tecnologías a la pedagogía jurídica y para mecanizar todas las funciones y tareas de la institución.

De otra parte, partimos de la idea de que el proceso de enseñanza-aprendizaje, si ha de ser efectivo, tiene que aproximarse al mundo real de la práctica de la profesión tal como es. Las competencias humano-profesionales, así como el marco conceptual necesario, no se pueden desarrollar exclusivamente a partir de lecturas y discusiones en clase. Las mismas, de una forma significativa, se tienen que complementar por una serie de actividades educativas que le provean un referente práctico y real a nuestros y a nuestras estudiantes. Por estas razones, el Programa Práctico-Integrador comienza desde el primer semestre de estudios, lo que constituye una innovación en la educación jurídica del país. El mismo se basa en una serie de Talleres de no más de 15 estudiantes bajo la supervisión de un docente y en ellos se le brinda al o la estudiante la oportunidad de integrar progresivamente lo aprendido en clase con sus observaciones y acciones supervisadas en los diferentes escenarios jurídicos. La teoría sirve para interpretar y evaluar la práctica y, a la vez, la teoría se reexamina a la luz de la práctica.

Los Talleres se dividen en tres niveles conforme al desarrollo académico del o de la estudiante: observación reflexiva; participación activa y ejecución profesional.

En el primer nivel, el Taller Práctico Integrador I, el o la estudiante tiene una experiencia de observación reflexiva a través de un taller dividido en dos semestres que le permite definir su vocación profesional y conocer los procesos judiciales, legislativos y administrativos, y el marco institucional organizacional en que éstos se desarrollan.

En el segundo nivel, Taller Práctico Integrador II, el o la estudiante se inicia en los procesos prescriptivos informales con el trabajo en la comunidad, que es uno de los campos de acción social profesional de los juristas, particularmente a la luz de nuestra visión institucional. Esto se logra a través de un curso de dos semestres en el cual el o la estudiante participa de una serie de experiencias de aprendizaje en la comunidad mediante un trabajo grupal en contextos vivos, seleccionados por el grupo en el cual se desempeña, bajo la supervisión activa del profesor o profesora. En esta etapa el o la estudiante se inicia en los métodos adecuados para la resolución de conflictos en el curso ofrecido para estos propósitos.

La labor del y la estudiante en los Talleres Práctico Integradores conlleva, además de las horas contacto mínimas requeridas, labores fuera del salón de clase. Tales tareas equivalen a actividades de observación reflexiva, participación activa y ejecución profesional, que son imprescindibles en el que hacer jurídico. Las mismas deben realizarse fuera del salón de clase y en diversos horarios, tanto diurno como nocturno, ello con independencia de la categoría (a tiempo completo o a tiempo parcial) en que esté matriculado el y la estudiante.

Para pasar al tercer nivel los y las estudiantes deberán completar todos los créditos requisitos y electivos del programa de estudios previo y cumplir con todos los requisitos de la Regla 12(f) del Reglamento del Tribunal Supremo de Puerto Rico. En este nivel, tomarán un taller dividido en dos semestres en el cual, supervisados por sus profesores, prestarán de servicios legales y de mediación gratuitos a las personas o entidades que cualifiquen para recibir los mismos de parte de nuestra Facultad de Derecho.

Todos los Talleres Práctico Integradores tendrán una duración de un año por lo que, como regla general, no se permitirán cambios de secciones de un semestre a otro.

Con esto, la Facultad de Derecho Eugenio María de Hostos se vincula activamente a su contexto geográfico para brindar servicios jurídicos a sectores sociales con escasos recursos, grupos de interés social y al sector público y privado.

Durante el primer año de nuestro programa de estudios los estudiantes cursan una sesión introductoria que se ofrece en periodo de aproximadamente de 10 semanas previo al inicio del primer semestre. Dicha sesión se centra, entre otras cosas, en la introducción al estudio del marco conceptual básico de nuestro Programa de Estudios, así como a la teoría general del Derecho y a la investigación jurídica. Como tal es parte esencial de los requisitos para completar el grado de Juris Doctor.